Español
Área privada ClientesClients
Contrata
10 consejos para ahorrar energía este inviern

Este fin de semana tendrá lugar un nuevo cambio de hora. La madrugada del sábado 26 al domingo 27 tendremos que aplazar una hora el reloj, por lo que a las 3 volverán a ser las dos, dando entrada así al nuevo horario de invierno.

El cambio de hora se realiza dos veces al año, normalmente el último domingo de los meses de marzo y octubre. La idea se implantó en Europa después de varias crisis del petróleo, como medida para aprovechar al máximo las horas de luz natural y conseguir un mayor ahorro energético. Actualmente, sin embargo, se considera que los beneficios que aporta el cambio de hora son inferiores a los trastornos que genera y por ello se ha decidido poner punto y final a este sistema el 2021.

Pero, más allá del cambio de hora, hay pequeños gestos que todos podemos hacer en casa para ahorrar energía durante los meses de invierno. Si sigue estos 10 consejos seguro que a fin de mes lo notará en su factura:

1. Regular el paso del sol. Dejar entrar la máxima radiación solar y ahorre en calefacción.

2. Evite tener las luces encendidas inútilmente. Poner sensores de movimiento en algunas zonas o interruptores divididos para encender sólo unos cuantos luces son algunos trucos útiles.

3. Utilice un aislamiento térmico adecuado para reducir las fugas de calor. Así reducirá hasta un 50% los costes de climatización

4. Regule el termostato a una temperatura de entre 20ºC y 21ºC para disfrutar de un buen confort a la vez que ahorra. Cada grado por encima de esta cifra supondrá un 8% más de consumo de energía.

5. Si tiene que salir solo unas horas, es conveniente regular el termostato de la calefacción a 15ºC. Ahora bien, si usted fuera muchas horas es conveniente apagar totalmente la calefacción.

6. Ubique los radiadores bajo las ventanas para favorecer la correcta difusión del aire caliente por la habitación.

7. No tape ni obstruya los radiadores con muebles para que se pueda aprovechar al máximo el calor.

8. Si tiene habitaciones vacías o que casi no utilice, baje la temperatura o cierre la válvula de los radiadores.

9. Si tiene un sistema de calefacción eléctrico, conviene que utilice sistemas de acumulación con tarifa nocturna.

10. Instale termostatos o relojes programables para poder regular la temperatura.