Instalaciones de más de 15 KW

Para los suministros de más de 15 kW de potencia contratada en baja tensión: la potencia para facturar se determina en función de la potencia solicitada y la potencia contratada. Más concretamente, según el artículo 9.1 del Real decreto 1164/2001, la potencia para facturar en los tres períodos tarifarios se calcula según los criterios siguientes:

a)     Si la potencia máxima solicitada es inferior al 85% de la potencia contratada, la potencia para facturar equivale al 85% de la potencia contratada.

b)     Si la potencia máxima solicitada se encuentra entre el 85% y el 105 % de la potencia contratada, la potencia para facturar es la potencia máxima solicitada.

c)     Si la potencia máxima solicitada es superior al 105% de la potencia contratada, la potencia para facturar es igual la valor registrado más el doble de la diferencia entre el valor registrado y el valor correspondiente al 105% de la potencia contratada.

Impuesto sobre la electricidad: es un impuesto de los denominados especiales. Se calcula en base a la forma establecida en la Ley 38/1992 de Impuestos Especiales.

Alquiler de equipo de medida: se calcula multiplicando el número de días del período de facturacón por el precio del alquiler del contador regulado por la Administración. Si el equipo de medida es propiedad del cliente, no se factura este concepto.

Base imponible: incluye el importe del Término de Potencia, del Término de Energía Activa, de la Energía Reactiva (si se da el caso), del Impuesto eléctrico y del alquiler del equipo de medida (si se da el caso). Sobre este importe se suma el IVA.

IVA: Impuesto sobre el Valor Añadido. Se aplica el tipo vigente en función de la fecha fiscal de la factura.

Importe total Euros: es el importe final por pagar.