¿Qué potencia tengo que contratar?

Por normativa, en todas las facturas eléctricas se contempla el Término de Potencia. Se trata de un importe que se calcula multiplicando la potencia contratada (kW), por el número de días del período de facturación y por un precio establecido por cada kW contratado.

Así pues, tener contratada una potencia correcta te supondrá evitar un sobrecoste innecesario en tu factura.

Para saber más, consulta la calculadora de potencia.